Registro Sanitario de Alimentos (RGSEAA) en Andalucía, Sevilla, Huelva...

 

Para obtener o tramitar un número de registro sanitario de alimentos y sus requisitos, el Real Decreto 191/2011, sobre Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias y Alimentos, en su artículo 2 establece los establecimientos y empresas objeto de registro con carácter nacional y los que serán inscritos en los registros de carácter autonómico, y en su artículo 3 especifica los productos alimenticios objeto de registro nacional.Independientemente de que obtengamos el número de Registro Sanitario en Sevilla, Madrid, o Huelva, o número de registro sanitario en Andalucía la validez del mismo alcanza todo el territorio nacional.

En cuanto a los requisitos del registro sanitario, hay que recordar que el número de Registro no sirve para nada si no va acompañado del correspondiente Sistema de Autocontrol adaptado a nuestra actividad, ya que, de lo contrario, no sería apto para garantizar que producimos alimentos seguros desde el punto de vista higiénico sanitario. Es decir, el número es sólo un trámite administrativo, pero lo que nos asegura y asegura a nuestros clientes que elaboramos productos con el mínimo riesgo posible es el Sistema de Autocontrol, y que lo llevemos a cabo conservando la documentación necesaria (Facturas de proveedores, Fichas de Limpieza, Diagnosis de Control de Plagas...etc.), y rellenando los correspondientes registros (Trazabilidad, Limpieza y Desinfección, Control de Temperatura...etc.). Es frecuente que al iniciar la actividad se solicite por ejemplo el número de registro en la Junta de Andalucía sin ser conscientes de que antes de trabajar ya debemos tener el Sistema de Autocontrol implantado.

El nº RGSA no estamos obligados a utilizarlo en nuestras etiquetas, excepto en la “marca sanitaria” conforme al Reglamento 853/2004, si bien es cierto que al consumidor final y empresas a las que vendemos nuestros productos les da cierta tranquilidad ver el número en el etiquetado del producto o en el envase del mismo.

Conviene recordar que desde hace ya algunos años, una vez que obtienes el número de registro sanitario no es necesario renovarlo, pero no quiere decir que nos olvidemos de la seguridad alimentaria, puesto que si no cumplimos con los criterios establecidos pueden quitarnos el número, luego es más que necesario tener siempre toda la documentación en regla y adaptada a los cambios normativos.

 

 Registro Sanitario Andalucía Sevilla

 

¿Qué debe inscribirse en el Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias y Alimentos (Nacional)?

No todas las empresas que elaboran productos están obligadas a inscribirse en el Registro, a continuación te exponemos cuales son las industrias o actividades que están sujetas a inscripción:

1. Establecimientos y empresas alimentarias que no posean establecimiento, que su actividad tenga por objeto:

1. Alimentos o productos alimenticios destinados al consumo humano.

2. Materiales y objetos destinados a estar en contacto con alimentos.

3. Coadyuvantes tecnológicos utilizados para la elaboración de alimentos,

y cuya actividad pueda clasificarse en alguna de las siguientes categorías:

1. Producción, transformación, elaboración y/o envasado.

2. Almacenamiento y/o distribución y/o transporte.

3. Importación de productos procedentes de países no pertenecientes a la Unión Europea.

Pero en ellos no se le entrega o sirve "in situ" al consumidor final, individual o colectividad, ni tampoco facilite el reparto a domicilio para entregar al consumidor final individual o a la colectividad.

La solicitud para inscripción del Registro General Sanitario, debe ir acompañada de la siguiente documentación:

- Memoria

- Sistema de Autocontrol, que consta de los Planes Generales de Higiene – PGH y el Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico - APPCC.

Listado de Claves más frecuentes para Almacenamiento, Distribución, Envasado, Fabricación o Elaboración o Transformación, Importación

Con el propósito de establecer un control más preciso sobre la industria alimentaria, existen claves en función del tipo de actividad. Estas claves han sufrido cambios a lo largo de los años para adaptarse a la normativa europea y simplificar tareas administrativas:


Aguas envasadas y hielo, Alimentos estimulantes, especies vegetales para infusiones y sus derivados, Almacén, distribución, transporte, envasado e importación polivalente: Reenvasador de productos de origen animal, transporte a temperatura regulada de productos alimenticios granulados, líquidos o en polvo, a granel, transporte de productos alimenticios y alimentarios a temperatura regulada (salvo alimentos granulados, líquidos o en polvo, a granel), transporte de productos alimenticios y alimentarios, sin control de temperatura (salvo alimentos granulados, líquidos o en polvo, a granel), transporte sin control de temperatura de productos alimenticios granulados, líquidos o en polvo, a granel, Azúcares, derivados, miel y productos relacionados con la producción de miel, Bebidas alcohólicas, bebidas no alcohólicas, Carnes y derivados, aves y caza: Matadero, sala de despiece, salado y secado de carne y derivados cárnicos, salado y secado de jamones, Cereales, harinas y derivados, Comidas preparadas (registro sanitario catering) , alimentación especial y complementos alimenticios: Empresa de restauración sin instalaciones propias de elaboración, comidas preparadas para colectividades, comidas preparadas para suministro en medios de transporte, patatas fritas y productos de aperitivo, productos transformados a base de caracoles o ancas de rana, productos transformados a base de carne, productos transformados a base de huevo, productos transformados a base de leche, productos transformados a base de pescado, productos transformados a base de vegetales, salsas y otros aderezos y aliños, Condimentos y especias, Conservación de alimentos, Helados, Huevos y derivados, Ingredientes tecnológicos, Leche y derivados, Materiales y objetos destinados a entrar en contacto con los alimentos, Oleaginosas y grasas comestibles, Pescado, crustáceos, moluscos y derivados: Caracoles terrestres congelados, caracoles terrestres transformados, conservas de productos de la pesca, Vegetales (Hortalizas, Frutas, Setas, Tubérculos, Legumbres) y Derivados.

 

Nuestro trabajo consiste en tramitar el número de registro sanitario y cumplir con los requisitos necesarios de documentación para que la empresa o autómono cumpla con los requisitos legales. Contacta con nosotros para elaborar un presupuesto adaptado al tipo de actividad.

 

¿Quieres ampliar información? : Registro Sanitario en 7 pasos

 

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros