aceite de palma

¿ Obsesionado con el aceite de palma ?

Quizás lleves razón. En los últimos tiempos hemos visto cómo gran parte de la población ha despertado del letargo nutricional gracias al aceite de palma. ¿Es tan grave su consumo? Lo vemos desde la perspectiva de la seguridad alimentaria, nutricional y ecológica.

Pulsa leer más para continuar

 

Seguridad alimentaria: El aceite de palma es un alimento seguro que se puede comer sin problemas, en absoluto está prohibido, de momento, ya que hay grupos de presión que quieren que esta situación cambie.

Valoración en seguridad alimentaria: Positiva, mientras la legislación no cambie.

Nutricional: El aceite de palma no es nada bueno, es un aceite muy rico en grasas saturadas, aumentan el riesgo de colesterol y por lo tanto puede afectar a nuestra salud cardiovascular. Sin embargo muchísimas empresas de alimentación lo usan debido a su bajo precio y su textura para elaborar determinados alimentos, hasta el punto de que es uno de los aceites más consumidos en todo el mundo. Pero claro, hay que ver cuál es tu consumo diario de aceite de palma, ya que habitualmente no es un aceite con el que friamos o cocinemos. En este caso debes leer las etiquetas, y teniendo en cuenta que los ingredientes están ordenados de mayor a menor cantidad, mientras más lejos esté del principio de la lista de ingredientes, menos cantidad tendrá.

Valoración nutricional: Negativa.

Ecológica: Grandes cantidades de bosques se están deforestando para plantar la palma, y la deforestación nunca tiene consecuencias positivas para el medio ambiente.

Valoración ecológica: Negativa

 

Utilizamos cookies propias y de terceros